La Sonrisa

Cuánto más linda es una cara con una sonrisa!

Los ojos se achican, los dientes salen a la luz, los cachetes se engordan y en algunos suertudos aparecen los tan simpáticos oyuelos.

De niños sonreímos mucho y por todo. Incluso el gran triunfo de un adulto es hacerlos reír hasta largar carcajadas.

Pero a medida que uno va creciendo, dependiendo el ámbitos, la sonrisa puede considerarse como distracción y/o desconcentración.

“Sonríe y verás como desentonas con el mundo” dice el personaje de Mafalda.

Y qué decir de la sonrisa contagiosa, no hay mejor juego que empezar a reír forzado y terminar riéndose de la ridiculez que uno está haciendo. Qué lindo que es reír hasta que duela la panza! … que te agarre hipo de tanta risa constante.

Volvamos a la niñez, riamos más y contagiemos esa sensación tan gratificante a quienes nos rodean.

Sonriamos más!

Entradas destacadas
Entradas recientes